Category Archives: Uncategorized

Los impuestos especiales de fabricación nivel UE.

Introducción:

Nuestra imposición indirecta se configura sobre dos figuras básicas: el IVA, como impuesto general sobre el consumo, y los impuestos especiales, que gravan el consumo de determinados bienes. Los impuestos especiales («accisas» según la terminología comunitaria) son impuestos sobre consumos específicos, en los que, además de su capacidad recaudatoria, destaca su finalidad extra fiscal, como instrumentos de las políticas sanitaria, energética o de medio ambiente.

A nivel comunitario, la armonización alcanzada puede sintetizarse en las siguientes notas:

  1. En los sistemas fiscales de todos los Estados miembros de la Comunidad Europea deben existir impuestos especiales que graven el consumo de: alcohol y bebidas alcohólicas, productos energéticos, electricidad y labores del tabaco.
  2. Los Estados miembros pueden mantener o introducir en cualquier momento, en sus ordenamientos positivos, otros impuestos especiales distintos de los señalados en la letra anterior, a condición de que no den lugar a controles de ninguna clase en los intercambios comunitarios de productos objeto de los mismos.
  3. La estructura básica de las accisas obligatorias ha de ser la misma en todos los Estados miembros. A este fin todos los ordenamientos nacionales deberán ajustarse a lo establecido en las correspondientes directivas aprobadas al efecto.
  4. Se establecen tipos impositivos mínimos para cada uno de los productos objeto de los impuestos especiales obligatorios, y se prevén revisiones periódicas de los mismos.
  5. En general, las accisas deberán ser percibidas por el Estado miembro en el que vayan a ser consumidos los productos objeto de las mismas.
  6. Como excepción, en el caso de que un particular adquiera productos objeto de accisas en un Estado miembro y los transporte él mismo con destino a otro Estado miembro, para satisfacer sus propias necesidades y sin finalidad comercial alguna, el impuesto especial será percibido por el Estado miembro en el que se adquieren los bienes.
  7. Se establece un riguroso sistema para el control de la circulación intracomunitaria de productos objeto de accisas y se declara que la circulación, fuera del sistema diseñado, es constitutiva de infracción cualquiera que sea el Estado miembro en que tenga lugar o se detecte.

Los impuestos especiales se regulan en España, internalizando las normas armonizadoras, por la Ley 38/1992, de 28 de diciembre (LIE). Esta Ley tiene su desarrollo reglamentario en el Real Decreto 1165/1995, de 7 de julio (RIE). Estas normas regulan los impuestos especiales de
fabricación (IIEE), así como el impuesto especial sobre determinados medios de transporte (IEDMT). Además, debemos citar la existencia de otro impuesto indirecto que grava consumos específicos, aunque no se define propiamente como un impuesto especial: el impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos (IVMDH).

 

Los impuestos especiales de fabricación

Según el artículo 1.° de la Ley «los impuestos especiales son tributos de naturaleza indirecta que recaen sobre consumos específicos y gravan, en fase única, la fabricación, importación y, en su caso, introducción, en el ámbito territorial interno, de determinados bienes…».

Los impuestos especiales de fabricación son los siguientes:

  1. Impuestos especiales sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas:
    • El impuesto sobre la cerveza.
    • El impuesto sobre el vino y bebidas fermentadas.
    • El impuesto sobre productos intermedios.
    • El impuesto sobre el alcohol y bebidas derivadas.
  2. El impuesto sobre hidrocarburos.
  3. El impuesto sobre las labores del tabaco.
  4. El impuesto sobre la electricidad.

 

Naturaleza y elementos estructurales

Naturaleza

Los impuestos especiales se caracterizan por ser:

  • Indirectos. Su hecho imponible representa una manifestación indirecta de capacidad económica, y recaen sobre el consumo.
  • Reales. Su hecho imponible no se define en relación con una persona determinada.
  • Objetivos. No tienen en cuenta las circunstancias personales del sujeto para determinar la deuda tributaria.
  • Instantáneos. Se devengan en cada operación.
  • Monofásicos. Sólo gravan una fase en el proceso de comercialización (su fabricación o su importación).

 

Ámbito de aplicación (artículo 3.° de la Ley)

Al hablar del ámbito territorial de aplicación de los impuestos especiales (IIEE) hay que distinguir entre:

  • Ámbito territorial comunitario: El constituido por el territorio de la Comunidad (definido en el Tratado Constitutivo de la CE) con algunas «exclusiones» y con algunas «inclusiones».

En relación a España están excluidos: Canarias, Ceuta y Melilla.

  • Ámbito territorial interno: Es el territorio en que resulta de aplicación la normativa interna española sobre IIEE. Este ámbito definido en el artículo 3.° de la Ley, no es uniforme ya que no en todo el territorio nacional, rigen los mismos IIEE:
    Los IIEE armonizados se exigirán en todo el territorio español salvo Canarias, Ceuta y Melilla. Por tanto, se exigen como impuestos comunitarios.
    – En Canarias son aplicables los IIEE que gravan la cerveza, los productos intermedios, el alcohol y las bebidas derivadas. Como impuestos españoles.
    – El IE de la electricidad es exigible en todo el territorio nacional. Por tanto, se exige también como impuesto español.

Hecho imponible

La fabricación e importación de los productos objeto de dichos impuestos dentro del ámbito territorial comunitario y siempre que los productos «se encuentren» en el ámbito territorial interno de cada uno de los impuestos (es decir, siempre que los productos se fabriquen en el ámbito territorial interno o se importen al ámbito territorial interno).

EJEMPLO:

Si un bien o producto objeto de los IIEE se fabrica en Francia, el hecho imponible se produce en Francia, otra cosa es que no se haya devengado el impuesto en Francia y circule en régimen suspensivo hasta su llegada a España, por ejemplo a un depósito de recepción, devengándose el impuesto con su llegada al mismo (pero el hecho imponible ya se produjo en Francia, en el ámbito territorial comunitario).

Si se fabrica en España el hecho imponible se produce en España, en el ámbito territorial interno.

Existen además una serie de supuestos de no sujeción, en los que la ley expresamente establece que no se produce el hecho imponible, como las pérdidas o mermas inherentes a la naturaleza de los productos objeto de los impuestos especiales de fabricación, acaecidas en régimen suspensivo, y las pérdidas producidas por caso fortuito o de fuerza mayor, que no excedan de los porcentajes reglamentarios.

Interesa destacar que para que se produzca la no sujeción es preciso que los productos se encuentren en régimen suspensivo, es decir, que el impuesto especial no se haya devengado. El impuesto no se devengará mientras los productos no se pongan a consumo, es decir mientras permanezcan en las fábricas en que se han obtenido o en unos lugares autorizados para almacenar productos en régimen suspensivo, denominados depósitos fiscales. Así se evita la aparición de costes financieros por el desfase temporal entre la realización del hecho imponible y el momento en que se produce la puesta a consumo.

Igualmente establece la ley una serie de supuestos de exención, en los que, a pesar de haberse realizado el hecho imponible (fabricación, importación), por diversas razones, no resultará exigible ningún impuesto.

Del mismo modo, se regulan también una serie de supuestos de devoluciones, en los que se ha devengado ya el impuesto en España (técnicamente, ámbito territorial interno) por haberse puesto los productos a consumo. No obstante lo anterior, en lugar de ser consumidos en España los productos, son:

  • Exportados (fuera del ámbito territorial comunitario).
  • Enviados a otros Estados miembros. Supuestos:
    – Se introducen los productos en un depósito fiscal para ser enviados a otro EM.
    – Se entregan los productos a receptores autorizados domiciliados en otro EM.
    – Se envían o transportan los productos a personas domiciliadas en otros EM en el ámbito del sistema de ventas a distancia.

En el país de destino soportarán la fiscalidad correspondiente. Es lógico, por tanto, la devolución de las cuotas previamente soportadas en España.

1.3.4 Devengo y sujetos pasivos

  • (1)Estos enclaves o locales están ubicados dentro de la Comunidad pero se establece la ficción de que las mercancías no comunitarias allí almacenadas no han sido introducidas en el territorio aduanero de la Comunidad. Es un destino aduanero que no exige la presentación de una declaración en aduana.
    (2) En principio sólo serían sujetos pasivos los depositarios autorizados y las personas obligadas al pago de la deuda tributaria (recordar que es hecho imponible de los IIEE de fabricación y la importación) y, por tanto, en estos casos habrá que regular también el devengo del impuesto.
    Pero en los supuestos de envío de productos desde otros Estados miembros (EM) hacia el ámbito territorial interno, cuando el destinatario no sea una fábrica o un depósito fiscal van a aparecer otros sujetos pasivos y otros casos de devengo.
    – La existencia de estos supuestos viene motivada por la circulación intracomunitaria de productos y por el régimen fiscal en el que circulan (ver circulación de productos).
    – Evidentemente también cabe la circulación intracomunitaria y en régimen suspensivo entre fábricas y depósitos fiscales situados entre dos EM.
    (3) Se trata de personas que en el marco de la circulación intracomunitaria han sido autorizados por la Administración tributaria de un EM, para, previo cumplimiento de las condiciones y requisitos establecidos en dicho Estado, poder recibir en régimen suspensivo, de forma habitual o esporádica, respectivamente, productos objeto de los IIEE de fabricación procedentes de un depositario autorizado situado en otro Estado miembro.
    (4) Persona autorizada a recibir con fines comerciales una determinada expedición de productos procedente de otro EM en el que ya se ha producido el devengo del impuesto.

Determinación de las bases, tipos impositivos y repercusión

Las bases imponibles están constituidas, normalmente, por unidades físicas tales como el peso, el volumen u otras. Cuando se trata de volúmenes, la ley precisará la temperatura a la que deben efectuarse las mediciones, habida cuenta la interrelación que existe entre temperatura y volumen de los líquidos (gasolinas, alcoholes, etcétera).

El hecho de que las bases imponibles de los impuestos especiales de fabricación, con las excepciones de los que recaen sobre las labores del tabaco y la electricidad, estén constituidas por unidades físicas trae como consecuencia que los tipos impositivos no sean siempre ad valorem (en función del valor de los productos), sino específicos en su mayoría, es decir, tantos euros por unidad.

Con carácter general la determinación de la base imponible se realizará en régimen de estimación directa, aplicando los tipos impositivos vigentes en el momento del devengo.

Los sujetos pasivos deben repercutir el importe de las cuotas resultantes de la aplicación del tipo a la base, sobre los adquirentes de los productos objeto de los impuestos especiales de fabricación, quedando éstos obligados a soportarlas.

Ricardo Santos del Olmo.   Consultor, Estrategia Logística Empresarial, Asesor en Supply  Chain Management y Ceo , Fundador at CEYLEM.  www.ceylem.com. ricardoadm.ceylem@gmail.com. CONSULTORIA ESTRATEGIA Y LOGISTICA EMPRESARIAL. Avda., de Andalucía 29,  CP 29006 Málaga
CEYLEM | Copyright 2016 Lrm consultoría logística Teléfono: +34 650 34 20 51 e-mail: info@ceylem.com

 

 

 

Published by:

INVERTIR EN GESTION DE UN BUEN SOFTWARE (SGA)

Hoy día toda empresa debe prestar atención a la gestión de almacenes, ya se dedique a operar con materias primas, productos semi-elaborados o productos finales. La buena gestión del almacén tiene una gran incidencia en los costes logísticos en particular y los costes empresariales en general.

Dada la importancia de llevar a cabo de forma correcta recepción, almacenamiento y movimiento de productos, en los últimos tiempos se ha hecho necesario utilizar herramientas que ayuden a mejorar los procesos.

La gestión almacén tiene múltiples efectos a distintos niveles en la marcha de la empresa. Si tuviéramos que resumir sus principales beneficios, te diríamos los siguientes:

 

  • Mejorar el servicio a los clientes, al llevar a cabo una mejor gestión de pedidos. Al mejorar la gestión de nuestro almacén, nuestra empresa puede ser más competitiva, conseguir una mayor satisfacción del cliente y de esta forma lograr un mayor número de ventas.
  • Reducción de los costes de almacén: si los productos están mejor distribuidos y aprovechan mejor el espacio, se reducen las pérdidas o deterioros de productos, o implementamos un sistema eficaz de etiquetado que nos permita tener un buen rendimiento en el rastreo, podremos disminuir los costes.
  • Reducir tareas administrativas: todo empresario en una PYME es conocedor de la gran cantidad de tiempo que a veces se pierde llevando a cabo tareas administrativas. Llevar a cabo una gestión de almacén coherente, estandarizada y eficaz ayudará a reducir la carga de trabajo y ganar en productividad.
  • Ayuda a cumplir unos estándares de calidad: gestionar un almacén de forma correcta permite mantener la cadena de valor de un producto y ajustarnos a todas las regulaciones del sector y estándares de calidad a los que estamos comprometidos.

 

sitios

 

Las funciones de un almacén están enfocadas en controlar, proteger, informar e identificar los productos, así como registrar su salida y su entrada. Es enormemente importante facilitar la accesibilidad, construir unos mecanismos de seguimiento y rastreo eficaces a través del etiquetado de productos y crear una cadena de custodia que proporcione un buen rendimiento.

Todas estas operaciones no producen un valor añadido a los productos, no se realiza ninguna operación de transformación. Simplemente mantienen su valor, lo cual, sin embargo, produce un coste.

Los objetivos de un almacén son contribuir a la red de distribución de un producto, reduciendo al máximo la necesidad de efectuar manipulaciones y operaciones de transporte. Debe ser un sistema fiable, rápido y estandarizado, que permita potenciar la productividad y la rentabilidad de la compañía.

Para que podamos minimizar los costes en la gestión de almacén, debemos utilizar la tecnología más eficaz que nos permita cumplir con las funciones y objetivos.

Hay empresas que tratan de gestionar su almacén de manera manual o programas que no se crearon exactamente con esa finalidad, lo que les hace perder mucho tiempo en tareas administrativas y configuraciones. Afortunadamente cada vez más compañías son conscientes de que los programas de gestión de almacén no sólo están enfocados a las grandes empresas, sino también para la PYME.

Un buen software de almacén debe proporcionar a la empresa todos los elementos de control y rastreo necesarios para conseguir sus objetivos. Pero aún más importante es que esta información no esté aislada del resto de datos de la compañía, sino que podamos disponer de ella en un ERP que también nos permita controlar áreas como recursos humanos, financiación y gestión de inventario.

Contar con un ERP integral que incluya un módulo de gestión de almacenes facilita las tareas a nivel administrativo, permitiendo un mejor acceso a la información y facilitando los procesos de comunicación.

17045

SOFWARE DE GESTION – Características de un buen SGA

  • Facilidad en la actualización.
  • Desarrollado sobre tecnologías actuales.
  • Se debe amoldar a las necesidades de cada empresa.
  • Compatible con el resto de herramientas informáticas.
  • Gestión multi-almacén, multi-área y multi-empresa.

Que proporciona la gestión en tiempo real de los flujos de información asociados a las operaciones logísticas?

  • Integra eficazmente la gestión del almacén con el sistema de gestión de la empresa (ERP) y acelera cada uno de los procesos, ahorrando tiempo y minimizando al máximo los errores humanos en operaciones manuales (preparación de pedidos, inventarios…). La gestión de la empresa también se ve beneficiada, mediante un ERP (Enterprise Resource Planning) conocido como software de gestión integrada.

Su propósito principal es coordinar todas las actividades que se realizan en la empresa (producción, aprovisionamiento, marketing, ventas, etc.) bajo un mismo sistema de gestión.

El ERP regula el flujo de la información entre los distintos servicios de la empresa.

  • Su propósito principal es coordinar todas las actividades que se realizan en la empresa (producción, aprovisionamiento, marketing, ventas, etc.) bajo un mismo sistema de gestión.
  • El ERP regula el flujo de la información entre los distintos servicios de la empresa.
  • Mejora el picking, el cross docking, la verificación o el control de calidad de las mercancías.
  • Incrementa la productividad gracias a la automatización del proceso que reduce el número de tareas manuales y el uso del papel.
  • Maximiza la eficacia y precisión en la preparación de pedidos y en la recepción de mercancías.
  • Optimiza la mano de obra y minimiza costes.
  • Se ahorran tiempos de desplazamiento (del operario a oficina para recoger las órdenes de carga,…).

EN RESUMEN:

Un SGA posee dos tipos básicos de mecanismos de optimización, uno dedicado a optimizar el espacio de almacenaje, mediante una adecuada gestión de ubicaciones y otro destinado a optimizar los movimientos o flujos de material, bien sean éstos realizados por máquinas o por personas.

Además, puede integrar mecanismos de cross docking, para tratar aquellos casos en los que el material pasa por el almacén tan sólo para el proceso de distribución, con lo que no se almacena, sino que simplemente se distribuye, trasladándose el material de los muelles de entrada del almacén a los de salida, asignando automáticamente el material recibido de los proveedores a los pedidos de los clientes. Es este movimiento de distribución de muelle de entrada a muelles de salida el que da el nombre de «cross-docking» a este tipo de operativa.

En algunos casos integra además elementos destinados a la gestión de la documentación de expedición, tal como etiquetado, packing list, «taloncillos de transportista», integración automática de datos físicos de la expedición (peso, volumen), etc.

documentmanagementsystem_zps50307fb8

 

 

 

Algunas características de sistemas comerciales:

  • Gestiona movimientos de materiales tanto de producto terminado como de primeras materias, material de envase y repuestos, órdenes de recepción y mercancías.
  • Por su flexibilidad se adapta a cualquier sector y dispone de un módulo para el control de números de serie, lotes y fechas de caducidad.
  • Gestiona totalmente la trazabilidad de todo el proceso productivo y/o de distribución y las fechas de caducidad.
  • Funciona tanto con “Papel” como con las tecnologías de radiofrecuencia, pick/put to light, pick by voice, RFID, etc.
  • Gestión multi-almacén, multi-área y multi-empresa.
  • Planificación, gestión y ejecución de rutas en los flujos de la mercancía.
  • Administración avanzada y control de equipos y sistemas de transporte automatizados.
  • Gestión y ubicación automática de la mercancía guiada por flujos.
  • Gestión de ubicaciones multiartículo, multicontenedor, multiformato y monoformato.
  • Sistema avanzado y optimizado de preparación de pedidos multi-método, picking inverso con gestión de restos.
  • Identificación y control de mercancía por múltiples códigos de barras 1D y 2D y por medio de RFID.

El mercado ofrece muchos proveedores y como medida general sólo aquellas compañías con una gran problemática deben acudir al mejor”. Por tanto, es imprescindible conocer al detalle las necesidades para después buscar la aplicación que las cumpla.

gestion-cadena-de-suministro

 

Una vez elegido el ERP, o si ya se cuenta con él, hay que seleccionar el WM, (Una máquina virtual o virtual machine (VM) es una implementación de software de una máquina física ya sea un servidor o una pc. Es un contenedor de software perfectamente aislado que puede ejecutar sus propios sistemas operativos y aplicaciones como si fuera un ordenador físico.).   Y la pregunta crucial es,  si decantarse por el del propio software estándar de gestión o por otro realizado a medida. Todo dependerá, de las necesidades de la empresa y de las capacidades y nivel de desarrollo de la herramienta.

En cuanto a la opción de decidirse por el sistema del ERP hay que valorar al máximo la facilidad de integración, la tecnología, la estructura de los datos y la sincronización de los procesos, al igual que saber que se van a emplear los mismos conceptos y filosofía»”. En cuanto a los datos, no habría que estar mandándolos de un sistema a otro y por tanto no habría duplicidad.

Un aspecto que puede ayudar a decidir es la funcionalidad extra del WM y si estará capacitado para asumir la evolución futura del negocio, porque no es suficiente que sea capaz de resolver la problemática actual sino que hay que ir más allá. Tal vez en unos años la empresa decida añadir la venta de productos a granel a su catálogo con lo que «“la herramienta tendrá que poder trabajar con los nuevos parámetros y realizar una gestión del stock con múltiples unidades de medida (litros, paletas y cajas, por ejemplo).

También es muy significativo el conocimiento propio o ajeno de la aplicación, «“aunque sea buenísima, no nos será útil si nadie la implanta o no existen proveedores capaces de implementarla o de realizar su mantenimiento»”. Una vez decidido el proveedor del SGA aparecen las dificultades de cualquier implantación de un ERP. Surgen con la propia empresa o cliente, con el departamento de sistemas o el implantador, con el negocio en sí mismo o con la herramienta propiamente dicha. En cuanto a los problemas específicos del sistema de gestión del almacén comienzan con su funcionalidad, con el hardware o con las licencias.

En ocasiones, la compañía que contrata la implementación del software no puede proporcionar la colaboración que necesita el proveedor por falta de tiempo e incluso por aspectos políticos entre departamentos con formas distintas de pensar y actuar. Destaca también la falta de disponibilidad o de compromiso del responsable logístico para aportar toda la información necesaria. “»Sucede que el interlocutor seleccionado tal vez no sea el adecuado porque no dispone de la información necesaria o no tiene capacidad de decisión».

Otro problema es la falta de comunicación entre la dirección y los operarios, «“es totalmente imprescindible explicar la necesidad de afrontar un proyecto de estas características y apoyar la gestión del cambio, además de asegurarse de que los empleados están preparados tecnológicamente hablando»”.

El eludir llevar a cabo este proceso de gestión del cambio provoca un rechazo por parte de los usuarios hacia la nueva herramienta porque consideran que se les ha impuesto y la asocian a un incremento en el volumen de trabajo; «“nadie les ha informado de que el efecto será totalmente contrario”». En consecuencia, la aplicación no se adaptará a los requisitos del cliente porque habrá sido imposible personalizarla a su problemática concreta.

El implantador de la aplicación también es el causante de muchas dificultades. A veces, siendo experto en el ERP, tiene un gran desconocimiento del módulo SGA o de las particularidades de las pistolas de radiofrecuencia que se van a emplear. Por tanto, es un requisito que el proveedor sea capaz de integrar el hardware y el software.

En este caso, las consecuencias serán múltiples: no se optimizará la instalación, parecerá que está limitada y se producirán errores injustificados por ignorar el funcionamiento de la herramienta al detalle, que el implantador no será capaz de resolver”». Esto conlleva un atraso en la puesta en marcha de la aplicación e incluso a un manejo más complicado; puede que existan dos soluciones y se haya elegido la más dificultosa.

Cuando de partida «“los procesos de negocio de una empresa ya son ineficaces, antes de ponerse manos a la obra con un ERP y un SGA habrá que llevar a cabo una reingeniería de dichos procesos para optimizarlos»”. Tal vez se dé el caso de que no se hayan contemplado posibles operativas a la hora de desarrollar la herramienta, lo que dificultará la gestión y provocará una falta de cobertura funcional. No obstante, puede suceder lo contrario; a veces, “»las posibilidades que proporciona la aplicación (trabajar con cross docking, por ejemplo) implican un cambio beneficioso en el cliente que hasta el momento no se había considerado.

En cuanto a los problemas intrínsecos a la herramienta, éstos provienen de la implantación de una versión no adecuada o de la decisión de cambiar la versión existente del ERP. Hay que independizar estos cambios porque ante los errores puede que se confunda su procedencia”..

También influye la elección del hardware; si las pistolas de radiofrecuencia no están homologadas para funcionar con el ERP que se está utilizando serán inservibles. Todo esto provoca una infrautilización de la herramienta, un aumento del número de posibles errores y atrasos en la operativa.

2ba438dd33f80744

 

 

El futuro en la gestión informática del almacén

A diario se producen nuevos avances que facilitan la operativa logística y la gestión de los almacenes. Tecnológicamente, las tendencias giran en torno a nuevas funcionalidades de los SGA y de los dispositivos externos como el control y la gestión del cross docking, de muelles y de playas, en los envíos de ASN o en la recepción parcial de las unidades recién llegadas.

También están empezando a utilizarse terminales de RF «: (los terminales portátiles equipados de módulo radio-frecuencia son idóneos para las aplicaciones donde la captura y transmisión de los datos tienen que ser efectuados en tiempo real. Los terminales RF permiten la puesta al día inmediata de las bases de datos del sistema central, siendo capaces de no aceptar un dato leído si al validarlo el sistema central lo ha dado por malo. Eso es particularmente importante en las aplicaciones de gestión de stocks en tiempo real, o en las aplicaciones de gestión de expedición (entrada / salida de paquetes),  con teclados táctiles o etiquetas inteligentes. Estas últimas, «“todavía tienen un precio elevado para la cantidad de unidades que se necesitan y no están muy desarrolladas pero evolucionarán favorablemente en unos años.

Son etiquetas inteligentes de bajo coste que identifican una mercancía y permiten llevar la trazabilidad de cada objeto gracias a un sistema basado en un estándar abierto. Se emplean en recuentos rápidos, almacenamiento de información de promociones y precios, identificación (robos), pagos, inventarios de material en curso, ruteos, ensamblaje, caducidades o rotación de  modo que un lector ubicado en el muelle de carga de salida pueda realizar una lectura y transmitir al SGA dicha expedición. Lo mismo sucede en el muelle de entrada del distribuidor o cliente, el lector realiza la recepción automática e incorpora las referencias al stock disponible. Otra red de lectores colocados en el recinto de almacenaje permite conocer la ubicación concreta en la estantería de cada producto.

Son tantas las diferentes acciones necesarias para un buen desempeño de la actividad que a día de hoy es impensable poderlas llevar a cabo sin la implantación de un ( SGA),  sofware de gestion de almacenamineto, adecuado que controle con exactitud todos los procesos y garantice el buen funcionamiento de la empresa.

www.ceylem.com

 

 

 

 

Published by:

FELICES FIESTAS Y PROSPERO AÑO 2017

frases-de-felicitacion-de-navidad

Compartiendo con vosotros desde el año 2015 mi blog ; que como se  indica, es    TUBLOG,

 tubloglogistico.esy.es.

Muchos sois los que habéis leído, compartido o recomendado mis publicaciones y me gustaría daros las gracias por ello.

2017 será continuación de este proyecto, en el que me gustaría seguir contando con vuestras opiniones, comentarios o ideas, te animo a ello, este es un blog abierto a todos los apasionados de la Logística , en la Empresa,  Emprendedores y a todo el que quiera expresar sus ideas y comentarios profesionales.

slider1

Published by: